La vivienda acaba el año con un encarecimiento del 2,6%, según Tinsa
La vivienda acaba el año con un encarecimiento del 2,6%, según Tinsa
03-07-2018 -

Los precios de la vivienda nueva y usada han echado el freno en 2019 y acaban el cuatro trimestre del año con un crecimiento interanual del 2,6%, según el último informe de la tasadora Tinsa. Pese a ello, el esfuerzo que deben hacer los hogares para comprar una casa es cada vez mayor. Las ciudades de Madrid y Barcelona, que hasta ahora habían tirado de los precios al alza, acaban el año por debajo de la media. Su relevo lo toman urbes como Sevilla o Santa Cruz de Tenerife, donde los pisos se han encarecido a un ritmo de doble dígito.

En su informe Estadística de Mercados Locales, la mayor tasadora de España establece que la media de crecimiento de precios a lo largo de 2019 se situó en el 3,6%, el porcentaje más bajo en tres años. De la progresiva desaceleración que ha vivido el mercado da cuenta el porcentaje aún más bajo (2,6%) con el que acaba el cuarto trimestre. En euros se traduce en que, entre octubre y noviembre, el metro cuadrado de una casa vale como media 1.373 euros, frente a los 1.338 euros que valía en el mismo periodo de año anterior.

Pero esa media esconde grandes diferencias entre ciudades. San Sebastián es la más cara (según la estadística de Fomento es Ibiza, pero Tinsa solo recoge datos de capitales provinciales) con 3.471 euros por metro cuadrado. Le siguen Barcelona (3.352 euros) y Madrid (3.020 euros). Castellón de la Plana, con 894 euros por metro cuadrado, es la más barata junto con Ciudad Real (932 euros) y Ávila (954 euros).

Ritmos diferentes

También se aprecia gran diferencia en la evolución de los precios este año. Mientras en la burbuja inmobiliaria de principios de siglo se observaba un comportamiento bastante homogéneo en toda España, con la crisis se produjo la fragmentación de múltiples mercados locales. Algunos iniciaron la recuperación hace un lustro y ya comienzan a bajar, mientras que otros se encuentran ahora en pleno auge o ni siquiera han empezado a remontar.

Así, mientras nueve capitales provinciales acaban con subidas interanuales de dos dígitos en el cuatro trimestre, 13 registran caídas. Entre las primeras, lidera Logroño (20,4% de encarecimiento), y destacan también Santa Cruz de Tenerife (15,1%) y Sevilla (12%). Entre las segundas aparecen Barcelona y Bilbao, ambas con sendas bajadas del 0,8%, aunque el mayor desplome se produce en Ciudad Real (-10,7%).

La estadística de Tinsa analiza además el esfuerzo financiero que los hogares deben hacer para comprar una hipoteca. Para ello se calcula el porcentaje de los ingresos disponibles que se destina a pagar el primer año de hipoteca. La media a finales de 2019 es el 20,7%, tres puntos más que un año atrás. Baleares (29,2%) y Málaga (27,4%) son las provincias donde más difícil resulta a las familias comprar una vivienda.

Noticias relacionadas